STC Inversiones
Actualizando datos

Continúa la incertidumbre y la inestabilidad …

El viernes 23/08 cerró una nueva semana complicada para los mercados locales e internacionales, caracterizada por nuevos temores sobre el rumbo de la economía del país y global.

MERCADO LOCAL

A nivel local, se vivió un comienzo de semana agitado. Durante el lunes 19/08, feriado en la plaza local, los activos argentinos evidenciaron importantes pérdidas en el exterior. Registrándose fuertes caídas en acciones locales y una nueva escalada del riesgo país ante declaraciones de Alberto Fernández de que Argentina se encontraba virtualmente en un default. Afirmaciones que luego fueron desmentidas por colaboradores cercanos al candidato del Frente de Todos. En sus últimas declaraciones a la prensa, Alberto Fernández dijo que «no hay posibilidad de que Argentina caiga en default si soy presidente, ya he vivido un default y es muy perjudicial para la sociedad». Además, admitió que «nadie puede plantear seriamente una quita porque es una deuda contraída hace dos años» y resumió su visión diciendo que «nadie podría querer un default como solución».

Tras la renuncia de Nicolás Dujovne, el martes 20/08 asumió un nuevo Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.

En su presentación como Ministro de Hacienda, Lacunza dijo que la prioridad del gobierno en este momento es «garantizar la estabilidad del tipo de cambio”. Según su entender, el tipo de cambio se encuentra por encima de su equilibrio, ubicándose en los valores más competitivo de los últimos años, por lo que toda presión sobre el mismo no respondería a fundamentos reales y serían nocivos para el real funcionamiento de la economía y la generación de presiones inflacionarias, en momentos de una inflación que ya es demasiado elevada. En este sentido, anticipó que el BCRA implementará todas las herramientas necesarias para que el tipo de cambio «no abandone el rango de precios de la semana pasada».

Así mismo, el nuevo ministro destacó que en julio se alcanzó un superávit fiscal primario con los ingresos creciendo considerablemente por encima de los gastos, lo que los lleva a esperar un sobre-cumplimiento de la meta fiscal en el 3T19. Las medidas anunciadas la semana pasada tendrían un costo fiscal de 0,7% del PBI que estiman sería cubierto por una mayor recaudación fiscal gracias a la mayor inflación.

El Presidente del BCRA Guido Sandleris también habló y dijo que el salto del tipo de cambio interrumpirá el proceso de desinflación y «la inflación subirá en agosto y septiembre». Sandleris agregó que mantendrán las intervenciones cambiarias siempre que sean necearias y recordó que Argentina cuenta con un sistema financiero muy sólido y líquido, en un intento de llevar tranquilidad a los tenedores de depósitos en pesos y dólares.

En las jornadas posteriores al anunció de las nuevas políticas cambiarias, el tipo de cambio minorista se mantuvó sin cambios en los $57 (TC vendedor BNA), valor alcanzado el viernes 16/08.

El día de hoy llego una nueva misión del FMI al país con el objetivo de medir la nueva realidad que dejaron las PASO, evaluar las últimas medidas tomadas y empezar a perfilar el futuro del préstamo por US$ 56.000 millones. Funcionarios del FMI se reunirán con el ministro de Hacienda. También lo harán con los equipos económicos de Fernández el próximo lunes. Además está previsto que el FMI converse con el resto de los candidatos presidenciales.

El FMI indicó que el viaje busca «analizar los recientes acontecimientos económicos y financieros y los planes de políticas del gobierno», sin mencionar la revisión. La principal inquietud es qué ocurrirá, con el giro por US$ 5400 millones, crucial para sostener la estabilidad de la economía en los próximos meses.

En la actualidad, se estima poco probable que el Fondo decida posponerlo, considerando el estado actual del país y la cercanía de las próximas elecciones. La cancelación del nuevo envío de fondos agravaría la delicada situación que se encuentra atravesando la economía argentina. De esta forma, se prevé que el Gobierno y el Fondo buscarán encarrilar la discusión y mantener con vida el programa.

MERCADO INTERNACIONAL

Los principales indicadores de la bolsa norteamericana cerraron en rojo el viernes ante un nuevo recrudecimiento de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos. De esta forma, el Dow registró una pérdida del 2,25%, el S&P 500 del 2,42% y el Nasdaq del 2,86%.

El viernes inició la jornada con anuncios de China de la implementación de nuevos aranceles a las importaciones norteamericanas a aplicarse a partir del 1/09 y 15/09 próximo. Medida que no tardó en ser contestada por el presidente de Estados Unidos, quien respondió con más gravámenes a bienes chinos, en un nuevo capítulo de la guerra comercial que amenaza a la economía mundial.

Frente a dichos acontecimientos, se evidenció un nueva ola de aversión al riesgo con caídas en las principales bolsas del mundo, bajas en los precios de los commodities y un mayor demanda de bonos del tesoro de EEUU.

Por otro lado, el viernes habló el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell. En su discurso en la convención anual de bancos centrales en Jackson Hole, Powell se mantuvó optimista sobre el futuro de la economía estadounidense, pese a que señaló a que hay riesgos significativos por el deterioro del crecimiento global. Se comprometió a que la Fed va a actuar con el objeto de mantener el crecimiento de EEUU. Un nuevo recorte de su tasa de referencia en la próxima reunión a llevarse a cabo el 18/09 se encuentra 100% descontada por el mercado.

El día de hoy tendrá lugar una nueva reunión del G7 en Francia de la cual no se esperan grandes definiciones aunque se llevarán a cabo interesantes reuniones bilaterales.